Para el traslado de los asistentes, Parcesa pone a su disposición el vehículo con chófer más apropiado a las circunstancias y necesidades de cada familia.

Contamos con:

  • Vehículos para 4 personas.
  • Vehículos para discapacitados, adaptados con rampa eléctrica para sillas de ruedas.
  • Monovolúmenes de 7 y 9 plazas, que permiten desplazar a un mayor número de personas que los vehículos normales.
  • Mini-bus, con una capacidad superior a 9 plazas y un máximo de 25 personas.
  • Autobús para grupos con capacidad de hasta 60 personas.

El traslado de los acompañantes se realiza a petición de la familia, ya sea desde su domicilio hasta donde se encuentra el fallecido (tanatorio, cementerio, crematorio, iglesia, etc.) o desde estas instalaciones, acompañando al cortejo fúnebre hasta el lugar de inhumación o incineración.

También se puede solicitar este tipo de vehículos para desplazamientos nacionales con espera funeral (hasta el término de la misa y el entierro) y retorno al lugar de origen.