Este SERVICIO DE ACOMPAÑAMIENTO FAMILIAR le ofrece cuidar de los familiares que necesitan especial atención, bien en el domicilio, bien en un centro hospitalario o en el propio tanatorio, mientras usted atiende el duelo, el funeral o el sepelio de la persona fallecida.

Queremos facilitarle un servicio que le permita dedicar todo el tiempo que necesite en el momento de la despedida, dirigido a atender:

  • A los más pequeños de la casa.
  • A los mayores que no se pueden desplazar.
  • A los enfermos que deben permanecer en su casa o en el hospital.
  • A las personas con discapacidad que requieren atención permanente.
  • A cualquier persona que por su situación emocional precise compañía especializada.

GARANTIZAMOS:

  • Atención y cuidados profesionales. Disponemos de un equipo compuesto por médicos, psicólogos, enfermeras, trabajadores sociales, fisioterapeutas, animadores socioculturales, auxiliares de enfermería, puericultoras y cuidadores.
  • La posibilidad de conciliar sus deseos de despedirse de su familiar con el cuidado y la atención al resto de su familia.
  • Un poco de descanso en el cuidado de sus familiares en momentos difíciles para usted.
  • La seguridad de que su familiar siempre está acompañado, evitando sensaciones de soledad.
  • La seguridad de que la intimidad y el dolor de su familiar está siendo respetada.