La cremación o incineración, es el proceso que consiste en reducir un cuerpo a cenizas mediante su introducción en un horno diseñado a tal efecto y que alcanza temperaturas de hasta 90ºc.

En Parcesa, contamos con 4 unidades incineradoras en los tanatorios de Alcobendas y Collado Villalba, con la comodidad para los familiares de no tener que desplazarse a otro lugar para realizar la cremación.

Es importante saber que cualquier cadáver puede ser incinerado con independencia de la causa de la muerte (exceptuando los que por expresa designación judicial o sanitaria no sea posible y aquellos expuestos a radiaciones o productos radiactivos).

El proceso suele durar entre 3 y 4 horas. El cuerpo se introduce con su ataúd, habiendo retirado previamente todos los herrajes metálicos ornamentales o de fábrica. Esta práctica es poco habitual a día de hoy ya que prácticamente todos los féretros utilizados para este fin son 100% ecológicos.

La norma obliga a que las cenizas se trasladen en una urna sellada y perfectamente identificada con los datos del difunto y ésta ha de ir acompañada del preceptivo certificado de cremación o acreditación de cenizas.

Asimismo, existe la posibilidad de depositar pequeñas cantidades de cenizas en lo que denominamos relicarios; esto permite que varias personas puedan conservar un pequeño recuerdo del ser querido.

El destino de las cenizas puede ser:

  • Custodia familiar en el propio domicilio, conservando siempre el certificado que identifica y acredita la procedencia de las cenizas. Para este caso Parcesa cuenta con un amplio catálogo de urnas (cerámicas, metálicas, biodegradables, de madera…) que permite elegir el modelo más acorde a la ubicación de las cenizas en su residencia.
  • Inhumación. El Parque Cementerio de la Paz, le ofrece un abanico de posibilidades (columbario, nicho o sepultura) y temporalidades (desde 10 años hasta 100 años renovables a perpetuidad), que le permitirán cubrir esta necesidad en un entorno único y salvaguardado.
  • Esparcimiento. Hemos de puntualizar que la ley prohíbe esta práctica en lugares no autorizados, a excepción de los cementerios, donde tampoco es posible el esparcimiento en sí, sino el entierro de la urna en cualquieras de sus unidades. En caso de querer arrojar las cenizas a un rio, mar o espacio natural, debe contactar con las autoridades locales y solicitar los permisos oportunos. Parcesa le puede asesorar en este sentido y organizar, en cualquier lugar del mundo, el tipo de ceremonia de despedida que desee con todas las garantías y permisos que marca la ley.

Asimismo, le ofrecemos la posibilidad de realizar un diamante a partir de las cenizas, un recuerdo único y puro de nuestro familiar.

La cremación es una alternativa a la inhumación cada vez más popular. Algunas personas la prefieren por razones personales, culturales, religiosas o económicas o simplemente por resultarles más sencilla que el entierro tradicional.

c1 - Cremación
c2 - Cremación
c3 - Cremación