BlogObituario: ¿en qué consiste?

No todo el mundo sabe lo que es exactamente un obituario y, a veces, se tiende a confundirlo con una esquela. Ambas consisten en informar a la gente del fallecimiento de una persona por si quieren acompañar a la familia en esos duros momentos. 

Aunque el obituario y la esquela informan de un fallecimiento en un medio de comunicación (generalmente en un periódico), son muy diferentes en su forma y en la información que ofrecen. En este post vamos a aclarar las diferencias entre ambos y por qué es muy recomendable el asesoramiento de profesionales, como los servicios funerarios en Madrid 

¿Qué es un obituario?

El obituario es una noticia que habla del fallecimiento de una persona y se publica en la sección necrológica de un periódico. Esta sección del diario es la que ofrece habitualmente información sobre los fallecimientos ocurridos en una localidad. También se puede llamar obituario al libro de una parroquia donde se incluyen la partida de defunción de los feligreses de esa comunidad. El término ‘In memoriam’ también se utiliza en los medios a modo de obituario y pueden considerarse sinónimos.

Diferencia entre obituarios y esquelas

Una esquela y un obituario tienden a confundirse porque comparten algunos puntos en común, como el hecho de que se trata de una información que aparece en un medio de comunicación (normalmente un periódico) relacionada con el fallecimiento de una persona. Sin embargo hay diferencias importantes:

  • La esquela informa del fallecimiento de una persona a sus familiares, amigos y conocidos e incluye información sobre la celebración del funeral, el lugar, la hora, etc. Es una publicación que la familia pide al diario que crea oportuno.
  • El obituario también informa del fallecimiento de una persona pero no suele ser un encargo de la familia. Se trata más bien de una noticia del periódico centrada en la trayectoria del finado, ya sea profesional o de otra índole. Por tanto, la extensión del obituario suele ser más amplia que la de la esquela. No obstante, con las redes sociales, cada vez hay más familiares o allegados que se encargan de hacer obituarios.

Hay que decir que estos dos términos sí que son sinónimos en algunos países sudamericanos, por lo que algunas personas pueden confundirlos más fácilmente. En España, la diferencia básica es la que acabamos de mencionar.

Obituarios en redes sociales

En la actualidad, cada vez más se utilizan los obituarios en las redes sociales cuando ocurre un fallecimiento. Suelen ser pequeños homenajes a la persona de una manera mucho más espontánea y sin tanta seriedad como los obituarios de los periódicos.

Cuando publica algún familiar un obituario en una red social, puede escribir lo que le salga de corazón para recordar a su ser querido y todos sus seres queridos pueden comprobar en tiempo real los comentarios y reacciones de sus amigos y conocidos. Esas muestras de apoyo ayudan mucho a los familiares para que el duelo sea más llevadero y, sin duda, es una de las principales ventajas de las nuevas tecnologías a la hora de comunicar un fallecimiento.

También puede ocurrir que un familiar directo o un amigo de la persona fallecida escriba en su perfil el obituario de su fallecimiento o que lo publique en el muro de la persona fallecida. Es una manera de rendir homenaje al fallecido en su propio perfil para que todos los que lo conocieron puedan enterarse de lo ocurrido y reaccionar o poner un comentario de condolencia. 

De hecho, Facebook ofrece la posibilidad de convertir la cuenta de una persona fallecida en “Cuenta conmemorativa”, en la que aparecerá su nombre y “En memoria”. En ese espacio, todo el que lo desee podrá compartir recuerdos y rendir un sentido homenaje a la persona fallecida.

En el caso de las funerarias, ponen a disposición de la familia de los familiares y amigos del finado, la página web de la empresa y sus perfiles en redes sociales para informar del fallecimiento. La funeraria ofrece esa cobertura y los familiares pueden compartirlo en sus redes sociales para hacer extensiva la información a amigos y conocidos.

Ejemplos de obituarios y esquelas en periódicos

Los principales periódicos disponen de una sección necrológica diaria, tanto para esquelas como para obituarios, al servicio de las personas que deseen utilizarla con un sentido meramente informativo.

Los periódicos publican obituarios de personas ilustres fallecidas o conocidas por su trayectoria o su trabajo por la comunidad. Por ejemplo, con el reciente fallecimiento de la Reina Isabell II el pasado mes de septiembre, todos los periódicos publicaron un obituario recordando su trayectoria como reina. Algunos titulares de obituarios que se publicaron fueron estos:

  • “Fallece Isabel II, la segunda reina más longeva del mundo”.
  • “Muere la reina Isabel II de Inglaterra, referente de la monarquía europea”.
  • “Isabel II, la mujer que reinó siete décadas”.

Para resumir, el obituario se centra en la figura de la persona fallecida, rindiéndole homenaje y con una extensión más larga, mientras que la esquela se centra solo en informar de manera escueta del fallecimiento con datos sobre la celebración del funeral o despedida.

En Parcesa podemos ayudarle. Somos profesionales y sabemos lo que sienten los familiares que acaban de perder un ser querido. Contacte con nosotros y nos encargaremos de todo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario