El funeral de Lina Morgan fue instalado por PARCESA en el Teatro de La Latina de Madrid, del que fue propietaria durante varias décadas, donde la actriz recibió un multitudinario adiós de amigos y admiradores.